jueves, 25 de marzo de 2010

Indeleble

Jueves 25 de marzo

Eres indeleble.
El trazo curvo de una hoja al levitar,
el maullar recio del gato en plenilunio,
la barrena dibujada por una gaviota en el orbe.

Eres tinta coagulada en mis venas.
Los Ángeles que cayeron;
el fuego que mana de las tierras vírgenes;
el estupor incipiente del iris que descubre por primera vez.

Los arcos que sostienen la tierra han cesado.
Todos somos piedra de esa arcada.
Somos la cal esfumada que nos vuelve débiles,
somos el agua que cala y nos derrite;
una existencia olvidada, almas que nunca serán altar.
Revélate.

miércoles, 3 de marzo de 2010

TODO EL DOLOR QUE TE HE CAUSADO

MIERCOLES 03 de MARZO 2010

Todo el dolor que te he causado,
todos los soles que nos quemaron.
Cada invierno y cada helada,
cada yerro saboreado.

En la infragante razón de un desden
se esconden ladridos con cariz de suspiros,
castillos encantados roídos de pasión;
Oscuros estanques solitarios.

Si la sal que lame nuestras heridas
asfixiara el dulce rito de la venganza,
el vitupero áspero que zahiere,
la mirada oblicua que te borra;
seriamos cielos que se juntan en un amanecer púrpura
con la mantilla de un sol cremoso
que crece como un niño perdido en la espesura.

Mas todo el dolor que te he causado
es derivas que aun lloran,
es ojos abismales,
es los niños que no fueron,
es las risas que no nacieron;
es el mundo que nunca llego,
que nunca cambio; un giro en un eje estático.
Un “te quiero” soterrado. Un “te adoro” tácito
espero que me encuentres toda la vida.