martes, 6 de septiembre de 2011

Cielos que eran negros...

Tiempo de amor, y un poco de pastillas,
Algo de insomnio químico para deshacerte.
Tiempo de matar; Está en duda si estuvimos vivos.

Todas las sendas que pasamos son hilos que nos halan.
Las hojarascas que exploramos en los colchones de la vida,
Son sueños de aventuras y vocaciones caducas.

Vivimos mentiras que son hermosas, paisajes pintados en suburbios.
Cielos que eran negros, los guarnecimos de acuarelas color llevadero.
Entre tanto traste y cocinas sucias, convertimos nuestra savia en un veneno.
Solo somos luces robando su energía. Brillos sin resplandor.
Somos copias opacas, moldes inocuos…solo somos no somos.  

8 comentarios:

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Entiendo que el poeta esté desanimado, agobiado y apático por el entorno que nos acontece; basta ver alrededor y esa infame sombra de la decadencia y mediocridad nos borra la sonrisa del rostro y la mirada. ¡Pero ahí está tu poesía, un hálito para cambiar el mundo!
Un abrazo.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Entiendo que el poeta esté desanimado, agobiado y apático por el entorno que nos acontece; basta ver alrededor y esa infame sombra de la decadencia y mediocridad nos borra la sonrisa del rostro y la mirada. ¡Pero ahí está tu poesía, un hálito para cambiar el mundo!
Un abrazo.

Ío dijo...

Lo que hubo, y fue hermoso; lo que queda, ¿qué es?
Ni nosotros.

Me gustó, hasta la sensación de tristeza, y ese no ser.

Un abrazo, Nahuel

Ío

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Vivimos en un mundo etéreo lleno de contradicciones, escapamos de la realidad sin darnos cuenta, pero es importante encontrar un punto de equilibrio donde nos podamos balancear sin caernos.

Buen poema, Nahuel!

Un cálido abrazo de mariposa para ti,
Diana

Diosaoasis dijo...

Todo puede cambiar. Un gusto pasear por aqui y disfrutar tus poemas.

Saludines buen dia.

Smilegirl dijo...

Que disfraz de felicidad es la vida, no?

y aún así... somos felices en algunas etapas

que gran paradoja

Saludos ;)

Ana Muela Sopeña dijo...

Un poema brillante, Nahuel. A veces nuestro entorno, a veces el amor, a veces la amistad. Hay tantas cosas que podemos extrañar...Me gusta cómo escribes. Manejas el lenguaje de un modo muy personal, creando tu estilo propio y eso me gusta mucho.

Un abrazo fuerte
Ana

alfredo dijo...

Un placer pasar por tu site.
Saludos.