domingo, 7 de agosto de 2011

Narguile


El cenit otea la existencia,
la rosa de los vientos se ha perdido,
la senda se estrecha, latidos de corazón.

Ella juega en el sofá, con su humo de narguile
y su cinta en el cabello, piensa que el futuro es hoy,
que el ayer está en un pantano, ríe.

La cocina está tan sola, las habitaciones,
las paredes habanas tan angostas y besándose;
el pasillo gris lleno de polvo, polvo de memoria
que no se puede sacudir, brújula sin dirección,
manto transparente, y ella ríe en el sofá.

Las calles silenciosas, nadie sabrá de mí,
y ella en el diván, en la trastienda, no se le puede tocar,
no existen palabras consistentes, no existe algo que no se
deshaga como su rico humo oriental. 

7 comentarios:

Ío dijo...

Hay quien no recuerda el pasado, otros quisieran deshacerse de su memoria, hacerla fugaz en el tiempo, y olvidarla.
Es muy hermoso, Nahuel
Besos

Ío

Valentin dijo...

Su blog ha sido agregado , no olvide seguirlo para ser el primero en dejar su url en la proxima entrada. Gracias !!!

Smilegirl dijo...

Da la ligera sensación que de que ella es sutil y efímera como ese humo, o que ella desea serlo...

Siempre hay momentos en los que deseamos volar y entrelazarnos en el aire como ese humo de narguile.

Muy bello

Saludos

Smilegirl dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diosaoasis dijo...

Se puede percibir la sensaciones de recuerdo conjugado con versos.

Saludines.

La Ciudad Directorio - Nav dijo...

Hola somos de la Ciudad Directorio pasado mañana estarás en La Ciudad Directorio , gracias por haber puesto ya nuestro banner pero decirte que lamentablemante lo has puesto mal vuelvelo a poner por favor solo te tiene que quedar la imagen direcionada a nuestro blog , seguro que has copiado mal el código HTML http://laciudaddirectorio.blogspot.com/ Muchas gracias por participar

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola Nahuel.

Me ha encantado este poema.

Me gusta mucho cómo escribes.

Besos
Ana