miércoles, 13 de agosto de 2014

Vos...

Si no escribo es por vos.
Sos el amor en verde cicuta,
sos la lámpara sobre el pino
de una mesa de estudio.

Si no escribo te diré:
Caminar en la costanera.
Cartagena,
mil novecientos noventa y nueve,
un inocente niño se masturba;
Pero feliz.

Bastaría culpar a la ciudad hueca,
a los padres, a los miedos,
al transporte público.
Podría acusar al trabajo,
a los autómatas,
a las camisas de cuadros,
al cielo urbano sin salpicar.

Pero si no escribo es por vos,
pues alejas los fantasmas,
acuchillas la tristeza.

4 comentarios:

Leticia dijo...

Tan familiar el lenguaje,
Tan sencillo en el decir,
Tan bello.

Un abrazo Nahuel.

Ibeth Hache dijo...

Y qué bello a la vez. Me encanta.

Abrazo.

Ío dijo...


Pues me quedé como encantada al leerte, Nahuel, que hermoso lo dijiste.
Gracias gracias
Saludos, salud.

m.

rayuelasolvidadas dijo...

Ese es el lado oscuro del amor, la renuncia de las cosas que nos hacen rompernos y nos obligan a escribir. El amor es otra cosa, el amor es el otro extremo de las palabras huecas que escribimos cuando la soledad nos besa mejor que cualquier amante.