sábado, 18 de octubre de 2008

De la oscuridad...

Para! respira, comprende, cierra los ojos...

el viento te balancea indemne entre cuchillos.
Habremos de decidir si morimos para descansar de la vida,
o si vivimos descansando de la muerte.

Son tan fatales todos los días negros sin rastro de luz.

Alguien pidió un foco de luz urgente, pero el que lo traía al parecer a tropezado, y entre los vidrios rotos jamas encontró el camino de regreso, así que tal vez, el próximo que venga tropiece con él y se convierta en un ciclo perverso de oscuridad...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta esa negra furia que envuelve tus letras. Sldo

naná dijo...

Hola Nahuel, quiero agradecerte por dejarme tu comentario en mi blog, y decirte que estarè esperando tu visita nuevamente.
Me ha gustado este texto, decìs que nos balanceamos indemnes entre cuchillos, asì es, o por lo menos a veces me lo parece. Me quedo pensando.
Te mando un saludo desde Buenos Aires.
nanà

PAOLA dijo...

las ultimas tres líneas de esta entrada son excelentes, sin demeritar el demás contenido el cuál es mas que bueno, pero como te digo esas líneas me impactaron, gracias por agregarme a tu blog, yo también te incluí, y ya oficialmente soy tu fan :D

Nahuel dijo...

gracias por sus comentarios...que bueno que te gustaron esas lineas paola, te digo que a mi esas lineas eran las que no me acababan de cuadrar, pero me alegra que te gusten...un abrazo.