domingo, 19 de octubre de 2008

LA DESPEDIDA...


Como el follaje en una marisma virgen,

Hemos crecido puros en la catarsis colectiva.

La sangre de una estirpe guerrera quemada

Por el sol clandestino de una noche de octubre.


Será la sangre de la sierpe rastrera,

La que nos condene al ocaso?

Será el facon de la muerte certera,

La que nos ha aruñada una conclusión?


Acaso habrá de hundirse el buque y la galera?

O estuvo perdida todo el tiempo su tripulación?

El mundo es tan opaco y tan reseco,

Pero aquí adentro brilla más de un corazón.


Yo libare los almíbares de tus últimos versos,

Ungiré los bálsamos de tus lamentos,

Las tristezas que se convirtieron en letras,

Los amores que brillaron con deleites;

Con pasión y dolor, con cadenas de sacrificio,

Con alas de libertad, no queda más que una verdad,

Es hora de la despedida, pero nunca del Adiós.


5 comentarios:

Shey dijo...

Éstos bonitos versos los escribes tu? eres todo un poeta!!
Sigue así, bss!





http://cada-instante-es-unico.blogspot.com/

Nahuel dijo...

sí, mios.. Gracias por tu comentario.

Dorian dijo...

Ei ola compañero muy wapa la poesia.
me encanta la poesia x lo q seguire leyendote.
si quieres visitar mi blog estare encantado http://www.abexordiomundi.blogspot.com/

Espiral dijo...

Me gustó... que lindo!

Saludos

**Pentrova** dijo...

Orale!!! bello bello me gusta pasear por aqui,jovencito espero hacerlo mas seguido besos mil.