viernes, 24 de octubre de 2008

Disculpas nada más...


VIERNES 24 DE OCTUBRE

Perdóname desde ahora, por que se que he sido rastrero y he dado el golpe incorrecto. Por que se que el mundo me dio y yo no le devolví nada, ¿o tal vez fue al revés? Porque no respire profundo suficientes veces, para observar y escuchar, y estuve siseando retahílas inentendibles de dolor.

Será justo el látigo que me golpee, o si ha de quemarse mi espalda con el sol, o si han de quedarse inmóviles mis piernas que tanto huyeron; que tanto huyeron de ti, que fue lo único que me dejo este vaivén llamado vida.

Qué más da, pronunciar un arrepentimiento anticipado, sólo una débil premonición agridulce del remordimiento venidero, que sé que llegara, ya lo puedo saborear, por eso perdóname desde ahora, de rodillas en mi pensamiento cuando solo quede polvo.

Te adoro. Discúlpame toda la vida.

2 comentarios:

Shey dijo...

Eso es una disculpa, y no un simple perdón!

Diosaoasis dijo...

Muy profundo lo que escribistes siento como un perdón hacia una persona que amas.
Gracias por tu visita. Nos estaremos leyendo.