miércoles, 16 de noviembre de 2011

Sombras...


Seduzco una voz,
titilan las luces de la ciudad;
el llanto de la luna en los suburbios,
la lluvia dibuja en aceite tu rostro.

Los árboles me abrazan,
consumen  mi luz en fotosíntesis;
me visita la muerte en los tugurios,
hilvana una sábana con tu nombre.

Se derrumba una estrella en mi mente,
el silencio inmortal
que quisiera quebrar,
el día susurra por ti.

Bebo un sorbo de café.
Las sombras se dibujan en la oscuridad,
los esqueletos de una vieja batalla por Luisa.

Salpico en los charcos.
Tu mirada ruge como un mar
tejiendo  la idea de olvidarte.

5 comentarios:

Leticia dijo...

¡Ay! Ese deseo hilvanado del intento de olvidar, ha dado un fruto lleno de pasión y sombras. Bello Nahuel.

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la pura y genuina hermosura de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio, será un placer.es.
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos altivos...

emily1 dijo...

hunnn ya el primer verso me encantó:..seduzco una voz, buena entraba para un buen poema
Saludos Poeta!

Ibeth Hache dijo...

Como siempre, Nahuel, disfruto mucho leerte.
Tu forma de escribir siempre me deja ecos.

Un saludo.

Lía dijo...

Los tres últimos versos son impactantes....en realidad todo el poema lo es..

Fantástico llegar a ti blog..

Un abrazo, Nahuel