martes, 11 de noviembre de 2008

El tiempo que nos queda (Parte 2)

MARTES 11 DE NOVIEMBRE


Diario de Lois
4 de Enero

Cae la lluvia con su magia esplendida, las gotas tratan de atravesar el cristal. Una hoja desprendida de un árbol se apea fuerte al vidrio mientras la ventisca trata de arrancarla intempestivamente; me pide que la rescate, eso creo. Me levanto de la cama, veo a dos niños jugar con los barrizales de un antejardín vecino; ¿Dios, cuándo perdimos la infancia? ¿Cuándo se nos agoto la inmadurez? ¿Cuándo cambiamos la diversión y el placer de unas vueltas en la noria, por los coloquios de bar? ¿Será que perdimos todo el amor por vivir a través de los cumpleaños? ¿Acaso las velas que apagamos en cada pastel, también extinguieron nuestra llama?

Ella entro con un café y una tostada ésta mañana, “estás en mi casa, caíste inconsciente otra vez”, giró el pomo de la puerta y salió sin agregar nada más. Tal vez quise saltar entre las jambas y perseguir una explicación, pero la debilidad me ganó. Todavía me pregunto cómo una extraña pudo traerme a su casa, a su habitación sin ningún tipo de vacilación. No puedo evitar sentir curiosidad y hasta miedo; en este mundo tan loco uno ya no sabe qué puede esperar.

La tarde sigue pasando lenta y cansina, comienza a oscurecer, o el día se puso más gris. Las horas pasan sin afán, en el tercer piso del edificio contiguo suena “are you lonesome tonight” de Elvis con sus notas de muerte y presagio, el aire en todo el suburbio esta tan denso de melancolía que creo que comenzare a condensar mis lágrimas. Mañana iré hasta la cocina para ponerme al tanto de los hechos. Mientras tanto, ella sigue siendo mi enigma.

3 comentarios:

Espiral dijo...

Todavía no sé cómo lo haces, pero en cada uno de tus textos me meto de lleno en la escena, y lo vivo.

Besos

Luna llena dijo...

Te digo lo mismo que espiral, me has llevado a esa habitacion y la he visto a ella...


Gracias por pasar, un placer.



Sara.

Smilegirl dijo...

Uau, es increíble como juntas las palbras y consigues que duelan, que se sientan,...

Volveré por aquí muchas más veces.

Gracias!