viernes, 2 de enero de 2009

Con el Alma....


VIERNES 02 DE ENERO

No me pidas un café de negros remolinos.
Te daré la luz de tus resquicios más profundos,
Te daré abono para tus tierras frágiles en invierno,
Te daré un azadón para que caves surcos.

Y en cada surco tus lágrimas,
Y en cada invierno una flor,
Y en cada sombra una llama.

Al final, esta la línea del silencio.
Se lo dije a un cuerpo aterido.
Se lo dije a los ojos aguados del can,
Se lo dije a los ojos astutos del gato.

Cuando me soltabas las manos
Yo apretaba un puñado de viento
Ocultando ramilletes de espinas.
Encubriendo la sangre verde
Que fluía sobre el huerto de la ciudad;
Aquel vergel sobre el que te llore.

3 comentarios:

saudade dijo...

Un poema increíble...

:*

Anónimo dijo...

Arde en ti una fuerza desmesurada que hace que cada letra tuya sea un suspiro al aire. Un beso

Anónimo dijo...

Arde en ti una fuerza desmesurada que hace que cada letra tuya sea un suspiro al aire. Un beso